Los sistemas de software ERP

erp modules

Los denominados sistemas ERP de planificación de recursos empresariales, (enterprise resource planning) se caracterizan por configurar un tipo de software que integra y controla una gran parte de los procesos que se encuentran asociados con las distintas operaciones de producción y distribución propias de una empresa.

Así, este software ERP está enfocado esencialmente en el manejo de los procesos de producción, de logística y distribución, así como de todas las cuestiones relacionadas con el inventario, los envíos, la facturación y la contabilidad de la empresa. Así mismo, el ERP tiene tal carácter expansivo que lleva a controlar otros aspectos como la administración de los recursos humanos de la compañía.

El software ERP proporciona, por tanto, una gestión global de la empresa, mediante la utilización de los diferentes módulos que lo componen. En base a sus principales objetivos, los sistemas ERP se enfocan hacia la optimización de una serie completa de procesos de la empresa, el acceso a la información, la capacidad de compartir la información que sea necesaria entre los miembros que forman parte del equipo de la empresa y la eliminación de los procesos de adaptación respecto a los sistemas anteriores que utilizaba la compañía.

Teniendo en cuenta esos aspectos, el propósito principal del software ERP sería el de conceder un apoyo al negocio, que se centre en una respuesta rápida de los problemas que se puedan llegar a plantear. Esto incluye el manejo eficiente de la información, para tomar las decisiones adecuadas y oportunas y, lo que resulta muy importante, minimizar los costes que acarrean todas estas operaciones.

Los beneficios del software ERP se concentran básicamente en una mejor resolución de los problemas de tipo contable, fiscal o mercantil y aumentar el control del inmovilizado correspondiente al inventario permanente o la liquidación de impuestos, entre otras diversas cuestiones.

No debe confundirse un software ERP con cualquier otro tipo de software destinado específicamente a empresas y una buena manera de distinguirlos en tener en cuenta que los sistemas ERP son modulares, configurables y especializados.

Son modulares en el sentido de que los sistemas ERP comprenden el funcionamiento de una empresa como un grupo de departamentos interrelacionados por el tipo de información que comparten entre ellos. Una de las ventajas de los ERP, no solo a nivel técnico sino también económico, es que centran su funcionamiento en una estructura de módulos, que se pueden instalar según lo que requiera cada cliente concreto: materiales, control de almacén, ventas, recursos humanos, etc.

Los sistemas ERP son configurables mediante precisas intervenciones en su código de software. Los más avanzados llegan a incorporar avanzadas herramientas de programación capaces de desarrollar rápidamente nuevos procesos.

Por otra parte, un software ERP especializado es capaz de aplicar soluciones a sectores muy complejos, usando una estructura que evoluciona de forma constante. Bajo su especialización es como el ERP es capaz de ofrecer soluciones de carácter real a la necesidades genuinas de la empresa.

Verdaderamente, la implantación de soluciones basadas en software ERP puede resultar bastante difícil de llevar a cabo en casos concretos, ya que es necesario afrontar desarrollos personalizados para cada una de las empresas. Eso requiere de un gran esfuerzo no solamente en tiempo, sino en dinero. No obstante, la integración absoluta que ofrecen los sistemas ERP compensan con creces esos esfuerzos.